De tanto anunciar que viene el lobo, el momento de su llegada podría estar sucediendo. Occidente teme una alianza militar entre Rusia y China, pero en vez de hacer la denuncia, parecen estar aupándola con fines inconfesables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *